Home
POLÍTICA Y DEMOCRACIA

“Las promesas de La Habana están en peligro”

Para Todd Howland, los acuerdos se diseñaron pensando en que las víctimas eran el centro y hoy esto no es así.

“Las promesas de La Habana están en peligro”
Todd Howland, representante en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.
En el foro ‘Los derechos de las víctimas en la implementación de los acuerdos de paz’, organizado por Codhes y Foros Semana, el miércoles 22 de marzo, representantes del gobierno, líderes de organizaciones sociales y de víctimas, y altos funcionarios de organismos multilaterales, debatieron sobre la importancia de las víctimas en cada uno de los puntos acordados en La Habana y en la implementación de los mismos.

La apertura del foro estuvo a cargo de Fernando Carrillo, procurador General de la Nación, quien resaltó el papel de la entidad en la reparación integral de las víctimas. “Vamos a crear la Procuraduría de la Paz y el Posconflicto, así como la Procuraduría para las etnias. Estamos llamados a defender los derechos de las víctimas, por eso la presencia de la entidad va a ser fundamental en la participación política y jurídica de estas”, indicó.

Algunos panelistas expresaron preocupación por el futuro de la implementación de los acuerdos. A Todd Howland, representante en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, le inquieta que lo pactado en La Habana no sea logrado en la etapa de posconflicto, ni que tampoco se formulen las políticas públicas necesarias. Por eso dijo que “las promesas de La Habana están en peligro”, y añadió que aunque los acuerdos se diseñaron pensando en que las víctimas eran el centro, hoy en día está muy lejos de que esto sea así. “Para que el gobierno haga las correcciones necesarias en la implementación de los acuerdos tenemos que darle voz a las víctimas”, concluyó.

Otra de las preocupaciones tiene que ver con que el enfrentamiento armado continúe debido a la que la presencia de otros actores. Según Christian Visnes, director de país del Consejo Noruego para refugiados, aún no se puede hablar del fin del conflicto armado. “El gobierno nacional tiene que prestar atención a los territorios donde la población no ha superado su situación de desplazamiento”.

Durante el primer panel participaron Alan Jara, director de la Unidad de Víctimas; Marco Romero Silva, director de Codhes; Elena Ambrosi, procuradora delegada para el Apoyo a las Víctimas del Conflicto Armado y los Desmovilizados de la Procuraduría General de la Nación y Odorico Guerra, representante de la Mesa Nacional de Víctimas. La discusión se centró en la importancia de las víctimas no solo en el punto 5 del acuerdo de paz con las Farc sino en todos los puntos. El reto será lograr que cada una de las inquietudes y planes planteados por el gobierno se den en la implementación.

Alan Jara, director de la Unidad de Víctimas, indicó que hay una enorme responsabilidad debido a lo complejo que puede ser el tema de la implementación y a los retos que se ven a futuro, pero indicó que la Unidad no está trabajando sola en esa tarea sino todas las instituciones del Estado, y recalcó el compromiso de toda la sociedad.

Actualmente, la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes) ha diseñado 13 propuestas para abordar el acuerdo desde las víctimas. Marco Romero dijo que aunque el acuerdo de La Habana plantea avances progresivos, la implementación de los acuerdos tiene que ser de la misma calidad de la negociación de estos.

El tema de la Justicia Especial para la Paz (JEP), la paz territorial, el desplazamiento forzado, las víctimas en el exterior, la reparación integral, la no repetición y los derechos a las mujeres también fueron expuestos durante el foro que tuvo una participación activa de las diferentes organizaciones de víctimas que hay en el país.

Sobre las víctimas en el exterior, el debate se concentró en que en la legislación colombiana el exilio no está tipificado y tampoco el concepto de desplazamiento forzado trasnacional. En el acuerdo de paz está limitado el asunto territorial, un ejemplo, es la Comisión de la Verdad, que deja su desarrollo al territorio nacional, marginando a los colombianos en el exterior. Así mismo, es importante establecer garantías para los colombianos que quieren retornar al país como para los que no quieren y necesitan el apoyo de la Cancillería para quedarse en esos países.

NOTAS RELACIONADAS

*Las víctimas deben ser el centro de la implementación

*Agenda del foro

*Vea el foro completo aquí