Home
DESARROLLO SOSTENIBLE

Sostenibilidad, la apuesta de los grandes proyectos

Cuando se habla de negocios sostenibles es clave trabajar con las comunidades, tener un diálogo abierto y transparente, hablar sobre gobernabilidad y cuidar el medioambiente.

Sostenibilidad, la apuesta de los grandes proyectos
u Altos funcionarios de gobierno, y empresarios de diferentes sectores asociados a la minería, la energía y los hidrocarburos, discutieron sobre los retos de los negocios sostenibles.

Colombia realiza un trascendental esfuerzo por mejorar su infraestructura. Esta tarea tanto del gobierno como del sector privado abarca obras en carreteras, puertos y energías renovables, solo por mencionar algunas fundamentales para el futuro del país. Se trata de un enorme reto para el sector de infraestructura, que debe también enfocarse en que las obras sean sostenibles.


Las inversiones en infraestructura pueden impulsar el crecimiento económico del país y cerrar una brecha que por décadas ha golpeado la competitividad de las empresas colombianas. Pero, como lo demuestra la experiencia de otros países, no es solo una cuestión de construir más.


Para lograr un buen desarrollo en un entorno marcado por desafíos como el cambio climático, comunidades no atendidas y una sociedad civil empoderada sobre cada proyecto, la nueva infraestructura del país tiene que ser sostenible, respetar altos estándares sociales y ambientales, y con el mayor impacto positivo sobre las comunidades locales.


Sin embargo, muchas empresas todavía carecen de la capacidad técnica para convertir estos aparentes obstáculos en oportunidades. Por eso, el trabajo de la Corporación Financiera Internacional (IFC) con empresas del sector de infraestructura va mucho más allá de ofrecerles financiamiento. IFC también puede poner sobre la mesa la experiencia técnica de una red global de expertos y de la implementación de altos estándares sociales y ambientales en diversos contextos. El objetivo es apoyar y contribuir a que las empresas potencien sus relaciones con las comunidades y que las inversiones tengan el máximo impacto posible en las regiones.


La infraestructura sostenible no solo permite un desarrollo económico sólido y la creación de empleo, sino que también mejora la calidad de vida de los ciudadanos, aumenta los impactos positivos en las comunidades locales, ayuda a proteger recursos naturales y promueve un uso más eficaz y eficiente de los recursos financieros. Un ejemplo es el proyecto de carreteras en Brasil, donde la identificación y aplicación de medidas más sostenibles para controlar la erosión del terreno terminaron representando un ahorro de alrededor de 46 millones de dólares.


La infraestructura sostenible no solo es buena para el planeta, es también fundamental para mantener un flujo adecuado de inversiones. Esa fue una de las principales conclusiones del foro ‘Sustainability Exchange’ realizado este año en Cartagena por la IFC, la principal institución internacional de desarrollo dedicada al sector privado en mercados emergentes.


Líderes de comunidades, representantes de empresas con operaciones en África, Asia y América Latina, estudiantes, académicos y servidores públicos de diversos países se dieron cita para discutir algunos retos, y compartir muchos ejemplos alentadores de estrategias de sostenibilidad para grandes proyectos del sector extractivo y de infraestructura.


La conversación tuvo uno de sus puntos principales en evaluar nuevos mecanismos que permitan a la sostenibilidad mejorar las perspectivas de la financiación de proyectos. También trató el tema fundamental de la creciente exigencia que los grupos interesados y la sociedad civil están haciendo para que el respeto al medioambiente sea un elemento integral de los proyectos de infraestructura.


Fenómenos como el de Colombia, en donde las comunidades participan en los procesos y decisiones sobre proyectos relacionados con minería e hidrocarburos, también ofrecen una oportunidad, como dijo Germán Arce, ministro de Minas y Energía. Arce aseguró que además de garantizar reglas claras para todos los actores, se debe explicar a las comunidades el potencial de los recursos naturales para el desarrollo, y la posibilidad de aprovechar los de manera sostenible.


Experiencias en diversos países de muestran que es posible planear, diseñar, construir y mantener la infraestructura adecuadamente para minimizar los posibles impactos y riesgos negativos ambientales y sociales, e incrementar los efectos positivos relacionados con las obras de infraestructura directa e indirectamente.


En este contexto, instituciones como IFC pueden ayudar a evaluar opciones para impulsar la sostenibilidad de los proyectos de infraestructura. Las empresas pueden pedir ayuda a entidades multilaterales como IFC no solo para fomentar las inversiones privadas en infraestructura, sino también para mitigar los riesgosmedioambientales y sociales de sus proyectos. Por su parte, las organizaciones multilaterales pueden aportar a América Latina sus conocimientos y experiencias globales al ayudar a aplicar soluciones probadas en otras regiones.


CARTAGENA, SEDE DEL SUSTAINABILITY EXCHANGE 2017


En el ‘Sustainability Exchange 2017’, que reunió cerca de 400 asistentes alrededor de temas de cambio climático, negocios sostenibles y energías renovables, se plantearon casos de éxito en cuanto a enfrentar las nuevas condiciones ambientales que enfrenta el planeta.


Además de mostrar estos casos, el encuentro permitió conocer y compartir las experiencias de empresas en varios países, relacionadas con el manejo de los proyectos de la industria extractiva, así como los planes que desarrollan los gobiernos para contrarrestar los efectos ambientales que producen.


Para las compañías alrededor del mundo marcarán la agenda de los próximos años la resolución de conflictos, la disposición al diálogo, la transparencia, la participación de las nuevas generaciones, el enfoque diferenciado de género, el intercambio de conocimientos y experiencias, la planificación con enfoque territorial y la implementación de buenas prácticas. IFC continúa liderando en estos campos con enfoques innovadores y vinculando diversos sectores al diálogo global.

CONTENIDO RELACIONADO